martes, 1 de agosto de 2017

OBRAS PÚBLICAS de HORMIGAS: caminos

-->

En herbazales secos, recortados por ganado o por humanos, suelen quedar al descubierto unos trazos estrechos aunque bien definidos y carentes de vegetación: son las vías de comunicación de las hormigas.

Observando estos caminos reparamos en que no se trata de simples líneas rectas, también hay curvas, cruces y hasta bifurcaciones que componen formas dendroides (características del ramaje de los árboles) delatoras de una minuciosa y eficiente prospección. Incluso se intuyen tramos abandonados que indican la constante adecuación y reestructuración de estas vías a los requerimientos de locomoción y transporte de las hormigas.

Bifurcación de camino de hormigas en hierba seca.



Cruces de caminos de hormigas en hierba seca.


Forma dendroide de camino de hormigas en hierba seca.

La obra de estos seres expresa una notoria capacidad para coordinar la gestión de los recursos en su entorno. No es asunto cualquiera definir el trazado de un camino, menos aún si la ruta circula bajo un intrincado herbazal, casi un paisaje selvático. En esas circunstancias las hormigas han de comunicarse para transmitir información precisa de hacia dónde avanzar, ello es posible mediante las feromonas, compuestos químicos olorosos que marcan el itinerario. Así, cuando una hormiga halla una interesante fuente de alimento regresa al hormiguero dejando un rastro de feromonas que otras hormigas seguirán haciendo exactamente el mismo recorrido. El paso de infinidad de hormigas afianza el camino y, de paso, se las arreglan para evitar que germine en él ninguna planta que entorpezca su avance.


Camino de hormigas en hierba seca de un solar urbano.

Más información sobre hormigas: 
Asociación Ibérica de Mirmecología


Safe Creative #0908274278524

jueves, 29 de junio de 2017

DEDALERAS: brújulas del sol

-->

Las dedaleras, flores cuya forma recuerda a un dedal, pertenecen al género Digitalis. Un elemento característico de estas especies es su tallo floral, abundante, vistoso…y con todas sus flores orientadas en una misma dirección (tallo floral unilateral).

Dedalera amarilla (Digitalis lutea). Pirineo aragonés

Tan peculiar alineación floral es un rasgo influido por el ambiente en que se desarrolla la planta, y más concretamente por la luminosidad. Esto se deduce al constatar que las flores de dedalera suelen orientarse en el sentido opuesto a la pendiente o a la roca sobre la que crecen, o a los árboles que puedan hacerles sombra. Tanto es así que funcionan como auténticas brújulas de la luz del sol.

Dedaleras en flor (Digitalis purpurea). Sierra de Guadarrama

De modo innato las dedaleras poseen una predisposición genética a orientar cada flor en la dirección más soleada. Este comportamiento -fototropismo positivo- se observa si comparamos tallos florales incipientes con otros completamente desarrollados: aunque los capullos se disponen inicialmente en todas direcciones, a medida que se desarrolla el tallo floral cada flor busca la misma orientación que las demás. Tanto es así que el rabillo de algunas llega a girar hasta 180º


Detalle del giro de las flores en el tallo de una dedalera amarilla (Digitalis lutea). 
Pirineo aragonés

VENTAJA DE TODO ESTO

Las dedaleras son plantas que crecen en terrenos rocosos, en laderas o en taludes, ambientes donde el sol no se reparte por igual. Gracias al fototropismo positivo de sus flores todas reciben la misma cantidad e intensidad de luz: la máxima en su ambiente, algo determinante para el correcto desarrollo floral…y la posterior formación de semillas.


Digitalis thapsi, un endemismo ibérico, con flores orientadas contra su roca y ladera. 
Sierra de Guadarrama


VENTAJA AÑADIDA y no menos importante

Esta floración alineada es percibida por algunos insectos como una oferta muy atractiva, tanto por su notorio efecto de bandera cromática y bien iluminada como por la economía de movimientos que implica cuando vuelan de flor en flor, pues todas quedan “muy a mano” en la misma planta.


Dedaleras (D. purpurea y D. lutea) con flores orientadas contra su ladera 
y visita de un abejorro. Pirineo aragonés



Safe Creative #0908274278524

lunes, 12 de junio de 2017

GALERÍA DE LA NATURALEZA: alas de mariposa Graellsia

-->

Cierto día de junio hallé sobre una pista forestal de la sierra de Guadarrama: dos alas de mariposa Graellsia (Actias isabellae), alas superiores de individuos diferentes.

Entre abril y junio vuelan tan extrañas, hermosas y esquivas mariposas, sin alimento, a expensas de sus reservas, que agotan en unos 8 días.

Graellsia, la mariposa isabelina, habita entre los 1.000 y 1.700 m de altitud algunos pinares de albar (Pinus sylvestris) y laricio (Pinus nigra) en Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra.

Incendios, deforestación, plaguicidas para la procesionaria del pino, coleccionistas y contaminación lumínica cercenan su invisible vuelo.

Belleza desapercibida. Fugaz. Caediza.



Anverso (vista dorsal) de alas superiores de dos individuos
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)




Anverso (vista dorsal) de ala superior izquierda
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)




Anverso (vista dorsal) de ala superior derecha 
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)




Reverso (vista ventral) de alas superiores de dos individuos
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)




Reverso (vista ventral) de ala superior derecha
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)




Reverso (vista ventral) de ala superior izquierda
de mariposa Graellsia (Actias isabellae)